Noviembre, un mes de locura

Hello! Finalmente, después de semanas de carreras, puedo dedicarle un rato a este blog. Para mí, un día ideal debe estar lleno de actividad, pero con tiempo suficiente para hacer ejercicio, comer con tranquilidad y para contactar a un familiar o a un amigo. En este sentido, noviembre no fue "ideal", aunque sí trajo cosas muy buenas: se me juntaron dos seminarios (uno de Non-fiction organizado por la SCBWI y otro especializado en literatura infantil convocado por Fundación SM y Fundación para las Letras Mexicanas) un proyecto por encargo y, además, reiniciaron varios de los cursos de inglés que impartía, pero me habían suspendido.

¿La cereza del pastel? Adelantaron el cierre de un concurso en el que tenía pensado participar con un proyecto juvenil acerca de un chico con ansiedad. Como ya estaba "terminado" empecé a revisarlo en los tiempos libres que tenía. Y luego lo hice en tiempos que debía dedicar a otras cosas. Ya sé, soy medio obsesiva; tengo que trabajar en eso.

Algo que hago cuando tengo un proyecto en mente es leer libros de temas similares o con tonos similares. También veo películas o programas relacionados. Este mes, les hago la reseña de uno de ellos:


Turtles All the Way Down / Mil veces hasta siempre (Observación: a veces los títulos traducidos no tienen que ver con el original).


Todos conocemos a John Green por su novela hecha película The Fault in Our Stars. Y por otras obras como El teorema de Katherine, Buscando a Alaska o Ciudades de Papel.

En Turtles All the Way Down, John nos pone de protagonista a Aza, una chica con obsesiones muy fuertes acerca de los microbios, las infecciones y su muy particular forma de controlarlas. Debido a dichas obsesiones, Aza pasa mucho tiempo adentro de su cabeza. Pero tiene una mejor amiga, Daisy, quien puede hablar por las dos y la ayuda a anclarse en la realidad. Daisy vive una situación económica complicada y convencerá a Aza a involucrarse en la localización de un multimillonario fugitivo. Le urge ganar la recompensa. Tienen una carta a su favor: Aza fue amiga del hijo mayor del desaparecido.


Aunque me sigue gustando más Bajo la Misma Estrella, te recomiendo leer este libro si te gustan los misterios, las historias de amistad y los personajes que se salen del promedio. Por cierto, en alguna parte de la novela se ve de dónde sale el peculiar título.


¿Quieres conseguir el libro? Te dejo el link de la